Muchas veces te presionas a ti mismo hasta lograr hacer sangrar el alma… pero a veces te detienes y revisas la historia y encuentras una serie de fracasos en el camino que te dicen al oído: “has hecho muchos proyectos importantes, has participado de grandes iniciativas, has probado diversos negocios. Así que tranquilo. Aprende de los fracasos, toma aire y sigue adelante”.

Soy el mayor de mis tres hermanos, el quinto de mis primos maternos y el octavo de los primos paternos. Numerosas familias, grandes y alegres fiestas navideñas. Y la presión empieza a subir debiendo bajar cuando revisas y eres el primer profesional de la historia familiar. ¡wow!, después de cientos de años pudiste estudiar y lograr un título profesional. Reto cumplido y reto iniciado… hay que jalonar la movilidad social de la familia y aplicar a la vida ese espíritu emprendedor inculcado por tus padres en el juego de cada día, en la autosuficiencia que te exige vivir en una vereda a ser el ayudante del papá en las reparaciones eléctricas, mecánicas, de carpintería, de pintura, de jardinería y de la mamá en aseo general, oficios varios y “mandados” frecuentes a la tienda más cercana que quedaba a dos kilómetros. Uno mira atrás y fue criado ´haciendo´. Ahora entiendo porque necesito hacer cada día. Cosa que el mundo reclama hoy: se debe aprender construyendo, se debe entrenar para ser un buen jugador, se debe experimentar para crear un negocio.

He pasado por muchos oficios desde que tengo memoria y haré un recuento nostálgico de una vida trivial y feliz…

A los seis años de vida tuve mi primer contacto con un mundo salvaje… estampamos borradores marca LION. Mi papá fue industrializando la operación para hacerla exponencial. Al principio se estampaban borradores de uno en uno y luego mi papá hizo unas planchas con radiografías para estampar 30 a la vez. Yo vendía en el colegio La Presentación de Rionegro en primero de primaria a quienes podían pagar y regalaba a quienes no tenían dinero.

Mi madre hizo un curso en Comfama en Rionegro Antioquia y nos convertimos en una empresa familiar de hacer peluches. Los famosos osos miniatura que seguro salían como regalos “sorpresa” en las fiestas de niños porque fabricamos en serie. Me acuerdo lo deformes que eran antes de pasar el filtro de mamá.

Ensamblamos luego trapiadoras. Nuestra labor, con mis hermanos, era amarrar las tirillas de tela a la estructura metálica de la trapeadora. Ese trabajo era para un distribuidor.

Se sacaba oro del río y mi papá tenía unas balanzas perfectas que median en contrapeso al oro con unas piezas miniaturas casi mágicas para saber el peso exacto e imagino para poner un precio. Creo que alcancé a tocar esas pesas miniaturas alguna vez. Un negocio que solo permitía ser observado.

y así sucesivamente, de negocio en negocio, de rol en rol, nos divertíamos aprendiendo, jugando y aportando a lo que para mis padres era quizás un trabajo adicional al de ingeniería industrial en Coltejer y para nosotros una forma de estar en familia. por supuesto, como dice mi amigo el negro Delio, “se aprendieron cositas”:

/ Si quieres ganar dinero cobra por el producto(LION) /

/ El rol de maquilador. Mucho trabajo. Pequeño margen(La Trapiadora) /

/ La importancia del control de calidad(El Oso) /

/ La tecnología es clave en el negocio(La balanza) /

La historia y el espíritu emprendedor continuó en Medellín pasando por oficios diversos a saber:

  • Llenador de talonarios de chance. Debajo del mostrador porque si pillaban a la chancera dando trabajo a menores de edad se metía en problemas.
  • Vendedor de ambientadores para carro a la salida de Ley y Comfama. Mi hermano(de 11) era el mejor en eso.
  • En 10 y 11 grados fuí profe de matemáticas a los alumnos de noveno.
  • Mensajero en bicicleta repartiendo catálogos de una marca de pinturas.
  • Barman en el restaurante típico Los Toldos. Ningún perfume vencía el olor a grasa que llevabas a casa después de la jornada.
  • Árbitro de fútbol en la Universidad. Yo bien patadura y en paralelo ejerciendo la autoridad. Los partidos eran como los de copa libertadores, para hombres.
  • Comerciante de prendas de vestir. BlueJeans, camisas, pantalonetas, calcetines. Con mis amigos Ochoa y Jimmy y la logística de Sandry estuvimos en los sanalejos de la universidad cada año.
  • Auxiliar contable de Metalmécanicas Arrojo. Tocó crecer al perfil laboral para ganar más dinero y más fijo. Tocaba ayudar a mi papá a completar el pago de la universidad porque el vecino generoso y billetudo de la finca vecina en la vereda nos enseñó que la lucha continua y que su patrocinio para estudiar en Eafit finalizaba a la mitad de la carrera. Dios le pague el empujón.

Algunos aprendizajes de esta parte de la historia son:

/ Se pueden crear negocios para hacer tareas que hacen cómoda la vida de otros(El chance) /

/ Te compra quien tiene la necesidad aunque solo tengas un minuto para ofrecer el producto(El ambientador) /

/ Vender es la clave del negocio(el BlueJean) /

Ya en la vida profesional trabajé en el Grupo Crystal cuatro años y creé un sistema de inteligencia de negocios en ventas cuando no se hablaba ni de bodegas de datos en Colombia. Buen proyecto.

En Alcuadrado la empresa de tecnología dando soporte a ISA y SURA y haciendo un proyecto de eficiencia de empaque para Procter & Gamble que terminó instalado en todo el mundo. Mientras creamos un grupo de amigos de allí una empresa llamada SIRE – Sistemas de Información Rápidos y Efectivos que logró desplegar ocho sistemas de información para el cliente ACES – La aerolínea – que cuando se creó Alianza Summa para ser absorbida para Avianca nos dejó por fuera progresivamente nuestras soluciones.

En el grupo Contegral ahora BIOS durante siete años con el orgullo de participar en la elección e implementación de un sistema de información corporativo en cinco ciudades. Fue terminado este proyecto que en busca de nuevas posiciones me quedé sin ese empleo y sin el nuevo y decidí volver al emprendimiento particular. Cree NEI con Silvio y Catalina su novia y empezamos a crear productos y modelos de negocio nuevos que mencionare ligeramente acá:

  • Un año antes – creé un plan de negocio (Si. En ese entonces se hacían planes de negocio) para AgenciaFreelance.com apegados a la tendencia del trabajo como Freelancer que en 2006 apenas se popularizaba como término en América Latina.

Retomando; en 2007 creamos Turegalas.com: tienda para dar regalos en todo Colombia con entrega en 24h. y la empresas NEI – Negocios e Innovación – nombre que pretendía dar opción a cualquier negocio que se quisiera crear en su marco. Amplitud conceptual de negocios que otros han aplicado en la última década.

para dar fin a esta pequeña historia con NEI, ya con mi esposa Sandry porque Silvio y Cata se fueron a otra ciudad hemos creado y probado con un equipo fiel y talentoso algunos proyectos y algunos negocios como son:

PymesEnInternet.com

JuegosSuramericanos.com

La33.co

Dim.com.co

QueGolazo.com.co

GeoAmericas.com

BancoMundialdeIntrumentos.com

Algunos con alcance local a Medellín y otros a Colombia y pocos con alcance regional a América Latina que serán tema del próximo artículo porque han representado más aprendizaje en el desarrollo de negocios que quieren ser exponenciales.

La búsqueda ha sido la constante…

¿y tú has revisado tu historia para conectarla con el presente?…